Obispos de México: Comunicado ante los hechos en Tlahuelilpan

 

CONFERENCIA DEL EPISCOPADO MEXICANO

 

 

A 19 DE ENERO DE 2019

 

A TODOS LOS FIELES CRISTIANOS CATOLICOS DE LA COMUNIDAD DE TLAHUELILPAN Y DE LA DIÓCESIS DE TULA, Y A TODOS LOS HERMANOS Y HERMANAS DE NUESTRO PAIS.

 

A nombre de todos los obispos y sacerdotes de México, nos unimos al dolor que sufre la comunidad de Tlahuelilpan, perteneciente a la diócesis de Tula, junto con su obispo Mons. Juan Pedro Juárez Meléndez, y con todo el Estado de Hidalgo, especialmente. Ofrecemos todas nuestras plegarias y eucaristías, así como nuestra solidaridad con las familias de las víctimas, heridos y desaparecidos. 

Apreciamos y alentamos la compañía y el consuelo que el Sr. Obispo y sus sacerdotes, están ofreciendo, en hospitales y capillas funerarias, a los familiares de todos los afectados por este accidente. 

Esta situación ha provocado una conmoción en todo el País, por lo que nos unimos a las plegarias, vertidas en lágrimas, de todas las personas que sufren y lloran en este momento, ante nuestra Madre de Guadalupe, para recibir de Ella, el alivio, la fortaleza y el consuelo que en esta hora necesitamos. 

Hacemos nuestra la plegaria de Mons. Juárez Meléndez, que implora fervientemente en la casita de la Morenita, pues María no nos abandona y siempre está cerca de nosotros y nos dice una vez más: ¿Acaso no estoy yo aquí que soy tu Madre? Solo, en Jesucristo su Hijo, muerto y resucitado, Ella puede mostrarnos ante estos hechos, el camino de la esperanza, de la luz y del consuelo. 

Ponemos en sus benditas manos, a aquellos que el Señor ha llamado a su encuentro, para que les conceda el eterno descanso; rogamos por la salud de aquellos que están heridos, y suplicamos por los que aún están desaparecidos, hacemos votos para que se tengan buenas noticias de ellos. 

Que Dios nuestro Padre, bondadoso y misericordioso se apiade de nosotros y nos conceda la fortaleza de su presencia, para afrontar estos momentos de tanto dolor y sufrimiento, confiando en su Palabra, que nos da esperanza, nos cura y nos salva. 

 

Santa María de Guadalupe, ruega por nosotros.

  

Mons. Rogelio Cabrera López

Arzobispo de Monterrey y 

Presidente de la Conferencia Episcopal Mexicana. 

 

+Alfonso G. Miranda Guardiola 

Obispos Auxiliar de Mty y 

Srio. Gral. de la Conferencia Episcopal Mexicana

 

País
Tema(s)